logo
Novios intercambiando sus votos matrimoniales. | Foto: Shutterstock
Novios intercambiando sus votos matrimoniales. | Foto: Shutterstock

"¡El novio es un fraude! Aquí está la prueba", desconocida interrumpe voto de la novia - Historia del día

Marianne Carolina Guzman Gamboa
Nov 15, 2023
05:17 P.M.
Share this pen
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

"¡Por favor, detengan la boda!", Ally irrumpe en la iglesia cuando la novia está a punto de terminar de pronunciar su voto matrimonial. Ally se presenta como la exnovia del novio y lo acusa de ser un estafador.

Advertisement

Ethan no podía apartar los ojos de su novia mientras terminaba de pronunciar su sentido voto. La iglesia se quedó en silencio y todos los ojos se giraron hacia Jodie, la prometida de Ethan, de 22 años, envuelta en un elegante vestido blanco de línea A.

"Yo, Jodie, te tomo a ti, Ethan, como mi amado...", Jodie se sonrojó mientras empezaba a pronunciar su voto nupcial cuando, de repente, la puerta de la iglesia se abrió de golpe y una fuerte voz gritó:

"¡ALTO! Por favor, ¡ALTO!".

Jodie se quedó temblando, incapaz de entender qué estaba pasando y quién era la que interrumpía. Todos se volvieron mientras la voz desesperada de Ally seguía rasgando la serena reunión como un rayo.

"¡Por favor, detengan la boda! ¡El hombre con el que estás a punto de casarte es un estafador!", gritó Ally mientras corría hacia la novia...

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Advertisement

"¡El novio es un fraude! ¡Aquí está la prueba! Jake y yo estábamos a punto de casarnos hace apenas un mes. Desapareció de mi vida después de estafarme. Y hoy, no tengo ni un céntimo en mi cuenta bancaria por culpa de este tipo".

Todos se quedaron atónitos mientras intercambiaban miradas curiosas. Mientras tanto, Jodie... se congeló como una estatua.

"¡Es ella!", dijo Jodie girándose hacia Ethan. "¡Es la psicópata que intentó romper nuestra relación hace poco, Ethan! ¿No la reconoces?".

Un coro de murmullos retumbó entre los invitados mientras miraban fijamente a Ally.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

"¡No, espera! Por favor, tienes que escucharme. Este hombre con el que te vas a casar... ¡no es Ethan ni Jake! ¡Es un estafador!", gritó Ally, señalando con el dedo al novio.

Advertisement

"Yo... no sé de qué está hablando. ¡Ni siquiera la conozco!", dijo Ethan, encogiéndose de hombros, fingiendo que no conocía a Ally ni sabía de qué hablaba.

La atrevida acusación de Ally dejó a todos en total estado de shock mientras Jodie intentaba suavizar la situación y proceder con su tan esperada boda de ensueño. "¡Ok! ¿Sabes una cosa? Te has vuelto loca, señora. Creo que necesitas ayuda. No puedes entrar en mi boda y acusar a mi prometido. ¡FUERA!".

Pero Ally se negó a echarse atrás o a marcharse sin destrozar la ilusión de la novia. "Mira, deberías saber que este sinvergüenza ha estado estafando a mujeres vulnerables. Y yo fui una de ellas...", argumentó Ally.

"...todo empezó hace unas semanas cuando vi por última vez a este hombre que decía llamarse Jake...". Ally comenzó a contar su historia...

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Advertisement

Hace un mes...

Ally y su novio Jake estaban hablando en la cocina, felizmente planeando su futuro juntos. Ally no pudo contener las lágrimas de alegría cuando Jake mencionó su boda de ensueño con temática playera, que llegaría en una semana.

"¡Y nena, hoy hice el último pago por adelantado del restaurante! Y el pastel de boda será la mejor, ¡créeme!", le dijo Jake a Ally mientras le besaba suavemente la mano.

"...¡todo saldrá genial, como tú querías! Todos los invitados a nuestra boda se quedarán boquiabiertos y no pararán de decir: "¡Vaya!" ¡Estoy tan emocionado!".

Ally se sonrojó y se puso más contenta que Jake. "Oh, cariño... Por fin ha llegado nuestro gran día. Y no puedo esperar a ser tuya oficialmente".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Advertisement

Mientras Ally servía café negro en la taza de Jake, se acordó del proyecto inmobiliario que él había mencionado hacía tiempo y quiso saber los avances.

"Por cierto, amor, ¿cómo va tu proyecto? ¿Dijo algo el inversor sobre tus honorarios? ¿Cuánto te ha presupuestado?", preguntó Ally, girándose hacia Jake. "Todavía tengo dinero. Pero el caso es que necesito ese dinero para comprar un auto de segunda mano... y es todo lo que me queda. Así que no quiero gastarlo en otra cosa".

Una inquietante preocupación cubrió a Jake. "Cariño, creía que ya habíamos hablado de esto. Te dije que te compraría un auto nuevo para nuestra boda", dijo Jake con una sonrisa mientras abrazaba a Ally por detrás.

"Todo va a salir bien. Es sólo el último pago, nena... y no volveré a molestarte. Te lo prometo".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Advertisement

"Lo sé, amor. Pero estoy preocupada. Tenemos mucho que planear para la ceremonia...", replicó Ally.

"Oh, no te preocupes, cariño. Mi proyecto va viento en popa... el inversor está encantado con mi idea. ¿Y sabes qué? ¡Me pagarán 130.000 dólares en una semana! Y no tenemos que preocuparnos de trabajar durante varios meses una vez que cobre mi sueldo".

"Por cierto, ¿estás dudando de mí?", preguntó Jake, mirando fijamente a Ally a los ojos antes de besarla. "Está bien si no quieres darme el dinero. Pediré prestado a mis amigos o tal vez pida un préstamo".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"¡No, no... en absoluto!", se apresuró a responder Ally. "Confío en ti más que en nadie, amor. Lo has llevado todo a la perfección. Y estoy muy orgullosa de ti".

Advertisement

Jake estrechó a Ally en un fuerte abrazo y volvió a besarla. "¡Eres el amor de mi vida y estoy deseando ser tu esposo, cariño!", dijo. "¿Y sabes qué más estoy deseando? ¿Lo adivinas?".

"Ummm... ¿qué?", preguntó Ally con curiosidad.

"¡Nuestra luna de miel, cariño!", le dijo Jake con una risita. "Tenemos que hacer el prepago de nuestro viaje a las Maldivas. Va a ser como tú querías... ¡aguas azules, resorts frente al mar y todo el marisco fresco que podamos comer!".

Jake miró entonces a Ally a los ojos y le aseguró que ese sería el último dinero que tendría que gastar. Ally se lo pensó un rato y asintió con una sonrisa mientras le daba a Jake su tarjeta bancaria.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Advertisement

"¡Cariño, muchas gracias! Mañana haré el pago por adelantado de la luna de miel de nuestros sueños. Y entonces, ¡podremos centrarnos por completo en los preparativos de nuestro gran día juntos!", le aseguró Jake a Ally.

Ally estaba encantada y, en su mente, ya había empezado a hacer la lista de cosas que había que meter en la maleta para su luna de miel en las Maldivas.

"¡Estoy muy emocionada, amor! No sabes lo feliz que estoy", gritó, y se abrazaron con fuerza antes de retirarse a su dormitorio aquella noche.

Pero cuando Ally se despertó a la mañana siguiente, se llevó una desgarradora sorpresa.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Los ojos de Ally se abrieron de golpe cuando los rayos de la mañana entraron en la habitación. "¡Buenos días, cariño!", dijo ella, girándose hacia su lado derecho, pero el espacio en el que Jake solía dormir a su lado estaba vacío.

Advertisement

El corazón de Ally se hundió con creciente inquietud. "¿Jake? ¿Cariño?", gritó, sentándose en la cama. Cuando sus fuertes gritos quedaron sin respuesta, saltó de la cama y comprobó el cuarto de baño. Pero Jake no estaba allí.

Ally miró entonces en el balcón, suponiendo que Jake había salido a fumar. Pero estaba vacío y no había señales de Jake en ninguna parte de la casa.

Sin perder tiempo, Ally tomó el teléfono y lo llamó. Para su sorpresa, la llamada fue directamente al buzón de voz.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Jake, cariño, ¿dónde estás? Por favor, llámame", suplicó Ally, dejando un mensaje de voz.

La frustración y la preocupación la corroían. El corazón de Ally se hundió aún más cuando revisó el armario que compartía con Jake y descubrió que todas sus cosas habían desaparecido.

Advertisement

"No... no, por favor, no me hagas esto...". Ally se derrumbó cuando acudió a las redes sociales, solo para descubrir que todas las cuentas sociales de Jake habían sido borradas. Era como si hubiera desaparecido de la faz de la tierra con todo rastro de su existencia.

"Esto no puede estar pasando", susurró Ally mientras abría su correo electrónico con dedos temblorosos para comprobar una notificación.

La sangre se le escurrió de la cara cuando Ally encontró un mensaje inesperado y devastador en la bandeja de entrada: su cuenta bancaria había sido vaciada por completo, y los 30.000 dólares que había ahorrado habían desaparecido de su cuenta.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Ally se estremeció y se hundió en la cama, aferrando con fuerza su teléfono. Tenía el corazón destrozado y la confianza rota. No podía entender cómo alguien a quien amaba profundamente podía hacerle algo así.

Advertisement

Ally se apresuró a ir al despacho de Jake para ver si estaba allí. Pero le esperaba otro doloroso golpe.

"Hola, busco a Jake", dijo Ally a la recepcionista. "...trabaja aquí como director de proyectos. ¿Puedo verlo?".

La mujer levantó la vista de su ordenador con una sonrisa amable. "Lo siento, señora. Pero aquí no trabaja nadie con ese nombre".

A Ally le dio un vuelco el corazón. "¿Qué? No... no, tiene que haber un error o algo así. ¿Podría volver a comprobarlo? Mi prometido Jake me dijo que trabaja aquí. Sé que esta es la empresa para la que trabaja...".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

La recepcionista negó con la cabeza. "Lo siento. No tenemos ningún jefe de proyecto con ese nombre, señora".

Advertisement

La confusión y la incredulidad nublaron los pensamientos de Ally. Se acercó el bolso y salió torpemente del edificio. De pie en la acera, Ally intentó dar sentido a la serie de pesadillescos descubrimientos que rodeaban a Jake.

Su repentina desaparición de su casa, sus pertenencias perdidas y su saldo bancario vacío... todo se reducía a una sola cosa: ¡Ally había sido estafada por un hombre que no era quien decía ser!

La mente de Ally se agitó mientras reconstruía todas las veces que Jake le había pedido dinero prestado, prometiéndole que se lo devolvería. ¿Podría haber sido todo mentira? ¿Jake no era más que un estafador?

A Ally le asaltaron varios pensamientos y corrió inmediatamente a la comisaría más cercana.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Advertisement

Al entrar en la comisaría, Ally tenía los ojos enrojecidos por las lágrimas. "Tengo que denunciar un fraude", le dijo al agente de recepción. "Por favor, tiene que encontrarlo".

El policía levantó la vista y le hizo un gesto a Ally para que tomara asiento primero. "Por supuesto, señora. ¿Puede decirme qué pasó?".

Suspirando hondo, Ally vertió todos los detalles de cómo conoció a Jake en un sitio de citas tres meses atrás, su relación y próxima boda, su repentina desaparición y su vaciada cuenta bancaria.

"Por favor, agente. Sólo quiero encontrarlo y recuperar mi dinero", suplicó Ally.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Comprendo lo difícil que debe de ser para usted, señora", dijo el agente mirando a Ally después de rebuscar en la base de datos registros de convictos llamados Jake.

Advertisement

"...pero, por desgracia, no es un caso muy sencillo de fraude. Usted le dio voluntariamente su tarjeta bancaria. Y no hay registro de un 'Jake' en nuestras bases de datos. Probablemente usó un nombre falso o algo así... y para nosotros es todo un reto investigar o encontrar a un hombre con una identidad falsa".

Las lágrimas volvieron a brotar de los ojos de Ally. La frustración y la decepción empezaron a consumirla a medida que se inquietaba por la respuesta del policía.

"Pero me lo quitó todo, agente. ¿Cómo puede no hacer nada? Podría estar haciéndole lo mismo a otra mujer. Tiene que encontrar y detener a ese tipo antes de que engañe a alguien más".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

"Lo sentimos, señora. Haremos lo que podamos", le dijo el agente a Ally. "No se han denunciado estafas basadas en escenarios similares a los que usted ha mencionado. De todos modos, archivaremos su denuncia y la llamaremos en cuanto tengamos alguna pista".

Advertisement

Mientras Ally abandonaba decepcionada la comisaría, se sintió como una tonta. Había sido engañada por alguien a quien amaba y en quien confiaba ciegamente. Al llegar a su apartamento más tarde esa noche, Ally se sentó desesperada, pensando en cómo encontrar a Jake.

Mientras Ally buscaba una pista que pudiera ayudarla a encontrar a Jake, recordó los viajes de negocios que él había hecho a menudo cuando tenían una relación. Ally comprendió que podían ser viajes que Jake hacía para timar a más mujeres, y se le ocurrió una idea.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Ally abrió su portátil y creó un perfil de citas falso utilizando las fotos calientes de Jake para llamar la atención de las mujeres que buscaban pareja en Internet. Se trataba de un plan arriesgado, pero para Ally era su última esperanza de localizar al estafador y desenmascarar sus mentiras.

Advertisement

Utilizando su otra tarjeta bancaria, Ally invirtió en la publicidad más cara para el perfil falso. Quería asegurarse de que fuera visible de forma prioritaria para el mayor número posible de mujeres potenciales.

Pasaron varias horas mientras Ally comprobaba constantemente en su portátil si había alguna respuesta del sitio de citas. Pero hasta el momento no había aparecido nada, y su esperanza había empezado a desvanecerse poco a poco.

Entonces, justo cuando Ally estaba a punto de dar por terminada la noche e irse a la cama, un mensaje apareció en la pantalla de su portátil:

"¿Ethan? ¿Qué demonios está pasando aquí? Voy a llamar a Jodie ahora mismo. ¿Cómo puedes engañarla cuando se van a casar dentro de una semana?".

El corazón de Ally latió con fuerza cuando se dio cuenta de que la respuesta la había enviado una mujer que había reconocido a Jake en el sitio de citas.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Advertisement

Una oleada de excitación recorrió el cuerpo de Ally mientras tecleaba rápidamente una respuesta a la mujer, que parecía ser la amiga de la nueva víctima de Jake.

"Hola, no soy Ethan ni el chico que viste en la página de citas. Sé que puede sonar extraño, pero necesito hablar con Jodie sobre este hombre que dice ser Ethan. Es urgente. Este tipo es un estafador. ¿Puedes por favor darme el número de teléfono de Jodie? Necesito advertirle sobre él".

Aunque al principio la mujer que estaba al otro lado se mostró escéptica respecto a confiar en Ally, accedió a darle el número de teléfono de Jodie después de que Ally se lo explicara todo con detalle.

Con manos temblorosas, Ally llamó entonces a Jodie. El teléfono no dejó de sonar y por fin contestó una mujer.

"¿Diga? ¿Quién es?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Advertisement

El corazón de Ally empezó a acelerarse. "¿Es... es Jodie? ¿De Springfield?", preguntó, tratando de estabilizar su voz temblorosa.

"Sí... ¿pero quién es? No reconozco este número", respondió Jodie.

"Me llamo Ally. Vivo a 72 kilómetros de ti, Jodie. Sé que esto puede sonar extraño... pero creo que conocemos a la misma persona... un hombre llamado Ethan, lo conocí como Jake... el chico con el que te vas a casar en una semana...".

"¿Jake? No conozco a ningún Jake", le dijo Jodie a Ally. "Mi prometido se llama Ethan".

La voz de Ally se tiñó de incredulidad. "Mira, Jodie. Hay algo importante que quiero contarte sobre tu prometido, pero no por teléfono. ¿Podemos vernos, por favor?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Advertisement

Se hizo un momento de silencio mientras Jodie respondía. "¿Sobre mi prometido? ¿Qué pasa con él?".

"Jodie... mira, esto es muy importante. Quiero conocerte y podemos hablar de todo en persona. Envíame la ubicación de un café donde podamos vernos mañana por la tarde".

"De acuerdo. Te enviaré la dirección... quedamos mañana a las cinco", dijo Jodie, y colgó.

La tarde siguiente, Ally llegó a la ciudad en la que vivía Jodie y esperó nerviosa en la mesa junto a la ventana de la bulliciosa cafetería.

Los minutos se convirtieron en horas mientras Ally seguía esperando, con la mente atormentada por la verdad que estaba a punto de compartir con la desconocida. Finalmente, una mujer con un vestido de lunares blancos y negros, parecido al que Jodie dijo que llevaría, se acercó a la mesa de Ally y la saludó con la mano.

"¿Ally?", dijo Jodie. "Hablamos anoche".

"¡Hola! Encantada de conocerte", saludó Ally a Jodie, que parecía visiblemente disgustada.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Advertisement

"Siento mucho llegar tarde, Ally", dijo entonces Jodie. "...mi abuela Diane falleció esta mañana... y tuve que ocuparme de unos asuntos legales. Así que tuve que correr a la oficina del abogado".

"Oh, siento mucho oír eso", Ally compartió sus condolencias. "...No estoy segura de que sea el momento adecuado para contártelo todo".

Jodie asintió mientras se serenaba. "No, está bien. Entonces, ¿qué querías contarme sobre mi prometido?".

Respirando hondo, Ally siguió adelante. "Se trata de Jake... o Ethan, como tú le llamas. Es... un estafador. Se fija en mujeres jóvenes y vulnerables que buscan amor en Internet y les estafa dinero. Lo conocí en línea hace unos meses a través de un sitio de citas".

Ally relató entonces su historia con Jake: su romance relámpago, la boda que nunca se celebró y el fraude financiero.

"Sé que es difícil de creer. Pero este tipo no es quien dice ser. Sospecho que también se lo ha hecho a otras mujeres... y tú eres potencialmente su próximo objetivo".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Advertisement

Jodie se sentó conmocionada, tratando de procesar todo lo que acababa de oír sobre su prometido. "Yo... no sé qué decir. Todo esto es tan abrumador. ¿Estás segura de que es verdad? Dios... ¡estoy conmocionada!".

Ally asintió. "No habría acudido a ti si no estuviera segura".

Jodie se tomó un momento para procesar la información y tomó una decisión. Tomó el teléfono y llamó a Ethan.

"Necesito que vengas al café ahora mismo. Es importante", le dijo con firmeza.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Poco después, Ethan entró en la cafetería con cara de sorpresa. "Hola, cariño, ¿qué pasa? Estaba en medio de una reunión importante con mi inversor y tú sólo ...".

Advertisement

Ethan se detuvo al ver a Ally sentada frente a Jodie y mirándolo fijamente a los ojos.

"Ally tiene acusaciones muy graves contra ti, Ethan", le espetó Jodie a Ethan, mirándolo fijamente a los ojos. "Afirma que te conoce... y que eres un estafador que engaña a las mujeres que conoce por Internet y les estafa el dinero".

Los ojos de Ethan se abrieron de golpe, y su rostro palideció mientras disimulaba. "¿Qué? No seas ridícula. Nunca había visto a esta mujer. Ella... está mintiendo".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Un nudo de desesperación se apretó en el pecho de Ally. Sabía que Jake era un maestro de la manipulación, capaz de engañar a cualquiera con su encanto y sus dulces palabras. Y ahora estaba actuando delante de Jodie.

Advertisement

"Bien, si eres inocente, demuéstralo", le dijo Jodie a Ethan. "Muéstrame los recibos de los pagos que hiciste recientemente...".

El rostro de Ethan permaneció tranquilo mientras metía la mano en el bolsillo y sacaba los cheques y los recibos.

"Toma...", dijo con una sonrisa de satisfacción, entregándoselos a Jodie. "Tengo los recibos de todos los pagos que hice en tu nombre. Ves, te dije que es una mentirosa. ¿Y confías en ella y no en mí? ¿Cómo pudiste, nena?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

El corazón de Ally saltó en su pecho. Ella había asumido que Jake no mostraría a Jodie ninguna prueba de pago. Pero le pareció que Jake había falsificado los cheques y recibos de antemano para mantener a Jodie en una red de mentiras si alguna vez se le ocurría preguntarle sobre los pagos.

Advertisement

Ally se encontraba ahora en un callejón sin salida, sin pruebas sólidas que demostraran la verdad. Nadie le creería, y Ally temía que su última apuesta hubiera fracasado.

"¡Mentirosa! ¿Intentabas romper mi matrimonio? Me dijiste que Ethan dudaría en enseñarme los recibos. ¡Pero acaba de enseñármelos! Aléjate de nosotros, ¿me oyes?", le gritó Jodie a Ally y salió furiosa con su prometido.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Sin embargo, Ally seguía decidida a desenmascarar los planes de Jake y se arriesgó de nuevo. En cuanto volvió a casa, Ally vendió sus posesiones, pidió dinero prestado a sus amigos y compró un costoso collar de diamantes de 100.000 dólares.

Luego buscó en Internet una maquilladora en la ciudad. "¡Bingo! La encontré", exclamó Ally cuando la búsqueda le dio los datos de contacto de la maquilladora profesional que buscaba.

Advertisement

Llamó a la mujer. "Hola, ¿hablo con Kelly, la maquilladora?".

"Sí, ¿en qué puedo ayudarle?", respondió la mujer.

"Estupendo. Necesito que me ayude con algo...", añadió Ally nerviosa. "¿Puede hacerme parecer una mujer de 80 años? Es... es para esta fiesta temática... y se supone que tenemos que disfrazarnos de ancianos".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Al día siguiente, Ally visitó a la maquilladora y se transformó en una mujer mayor con la ayuda de maquillaje profesional. La peluca gris, el maquillaje de piel arrugada y flácida y el atuendo hicieron que Ally pareciera exactamente una anciana de 80 años.

Advertisement

Ally, disfrazada de prima de la difunta abuela de Jodie, llegó entonces a casa de Jodie y Ethan esa noche y llamó a su puerta.

"Oh, hola. ¿Puedo ayudarle?", contestó Jodie mientras Ethan se paraba detrás de ella, preguntándose quién era la mujer mayor.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Hola, querida", dijo Ally con voz temblorosa. "Sé que hace años que no nos vemos... pero soy la prima de tu abuela Diane, Helen. Quería felicitarte por tu próxima boda, cariño. Y acabo de llegar a la ciudad".

Jodie se quedó desconcertada y miró a Ethan. "No recuerdo que la abuela te haya mencionado nunca".

"Oh, es una larga historia, querida. Diane y yo perdimos el contacto hace mucho tiempo. Pero cuando me enteré de tu boda, no pude resistirme a venir a verte y traerte un regalo especial: ¡este collar de diamantes!".

Advertisement

Los ojos de Jodie y Ethan brillaron de alegría cuando vieron la reluciente joya que sostenía la "abuela Helen" y la invitaron a tomar el té.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Es una reliquia familiar: este collar ha pasado de generación en generación. Pero debo confesar... que fue el motivo de una disputa entre tu abuela y yo hace muchos años. Ella lo quería, pero yo lo heredé de nuestra difunta abuela. Me estoy haciendo mayor, así que quería pasarte este collar, querida", fingió nostalgia Ally.

"...pero según nuestra antigua tradición familiar, ¡sólo te lo pasaré después de tu boda!".

Mientras Ally tejía una red de mentiras sobre su pasado común con la difunta abuela de Jodie, notó que los ojos de Ethan se iluminaban y se fijaban en el collar de diamantes expuesto en el joyero de la mesita.

Advertisement

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Es usted muy amable, señora Helen", le dijo Ethan a la "octogenaria" con una sonrisa.

"Está anocheciendo y hace frío. ¿Por qué no se queda con nosotros esta noche? Nuestra habitación de invitados está vacía. Sería un honor tenerla... ¿no crees, cariño?", se volvió hacia Jodie, que asintió con la cabeza.

Pero Ally era cautelosa como un ciervo. Sabía que Ethan llegaría a cualquier extremo para robar las joyas si se quedaba con ellos en su casa.

"¡Oh, eres demasiado amable, hijo!", le hizo un gesto con la mano a Ethan. "...¡pero no quiero molestaros, jovencitos! Los veré después de la boda con esta reliquia... y entonces podremos celebrarlo como es debido. Pero ahora, tengo que reunirme con un viejo amigo".

Advertisement

Ally salió de la casa, sonriendo, sabiendo que Jake había mordido el anzuelo. Ella sabía que él seguiría adelante con la boda para conseguir el collar porque no iba a renunciar a la oportunidad de ganar cuatro veces el dinero que de otro modo ganaría timando a cuatro mujeres.

Sin embargo, había una trampa: Jake no tenía un documento de identidad que lo identificara legalmente como "Ethan", porque nunca iba a casarse con Jodie. Pero ahora, necesitaba falsificar un documento de identidad inmediatamente para casarse con ella y reclamar el collar de diamantes.

De ninguna manera Ethan se casaría con Jodie con su verdadero nombre, ya que facilitaría a la policía su búsqueda si huía con el collar y el dinero de Jodie después de la boda.

El tiempo se agotaba y, a sólo dos días del gran día, el estafador tenía que pensar muy rápido e idear un plan.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Advertisement

El día de hoy: La boda...

"...y estoy completamente segura de que tu supuesto 'Ethan', alias mi exnovio convertido en estafador Jake, ya ha hecho los preparativos para demostrar su identidad", dijo Ally, girándose hacia una atónita Jodie.

"Dígame, por favor, ¿le proporcionó el novio su documento de identidad antes de que empezara la boda?", preguntó Ally al oficiante que estaba tomando los votos de los novios.

"Sí, proporcionó su DNI con el nombre de Ethan. W.", respondió el hombre.

"¡Ah, ya está!", exclamó Ally con una sonrisa satisfactoria. "Así que no sólo estamos tratando con la compra de documentos falsificados, sino también con su uso, ¿verdad Jake? Oh, perdón, ¡¿Ethan?!".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Advertisement

Justo cuando Ally estaba a punto de decir algo más, las penetrantes sirenas de unas patrullas de policía llenaron el aire, y los policías entraron en el lugar de la boda con esposas.

Cuéntanos qué piensas y comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Advertisement

Subscribe if you like this story and want to receive our top stories!
By subscribing, you agree to our Privacy Policy

Advertisement

Related posts